El Millonario lleva 11 incorporaciones este año, que tuvieron un costo total de 25 millones de dólares. El 1×1 de las compras.

¿Calidad o cantidad? Eso se debatió en el River Camp este 2022. Si bien llegaron refuerzos que parecían de jerarquía, no terminaron de adaptarse, más allá de algunos destellos. Con un equipo completo que vino, el Millonario no está teniendo un buen año. Para colmo, se le fueron dos jugadores claves como Julián Álvarez y Enzo Fernández, por los que obtuvo alrededor de 38 millones de dólares.

En cantidad no se escatimó, ya que once nuevos futbolistas no son pocos. Fueron siete en el mercado de verano y, hasta ahora, otros cuatro. Pero ninguno encantó en Núñez. A pesar de que nombres como Esequiel Barco retumbaban fuerte, no lograron adaptarse al 100%. Eso llevó a que River tenga un muy mal año en resultados: afuera en cuartos de Copa de la Liga, afuera en octavos de Libertadores y en el puesto 15 de la Liga Profesional.

Por eso, ahora se está teniendo mayor sigilo a la hora de buscar nuevos nombres. Incorporar a mansalva no sirvió y deben analizar con calma las inversiones que realizarán de aquí en adelante. Quizás ese sea el motivo de la lentitud con la que se están moviendo a la hora de cerrar las negociaciones este mercado.

El uno por uno

VERANO 2022

Esequiel Barco: El ex Independiente llegó como un plato fuerte. Hace unos años estaba en el Atlanta United de la MLS y River lo buscó para presentarle una competencia deportiva top, lo que no pudo rechazar el delantero. Costó u$s4,4 millones por un préstamo de dos años, con una opción de compra en diciembre de 2022 y otra en diciembre de 2023 (u$s7 millones más). El salario de u$s2 millones que cobra está cubierto en el monto de la cesión. Tuvo algunos destellos, pero no logró acomodarse nunca.

Juan Fernando Quintero: El colombiano que quedó inmortalizado en los libros de historia fue, quizás, una de las mejores negociaciones de River. Llegó en 2018 a préstamo y luego fue comprado en u$s3,5 millones. En 2020, lo vendieron a China en alrededor de u$s11 millones y este 2022 llegó a préstamo por un año sin costo. A fin de año había una cláusula para recomprarlo, pero como quedó libre por problemas financieros de los asiáticos, podrá firmar sin costo en River. ¿Su nivel? Irregular, comenzó bien y se pinchó tras una lesión.

Quintero vs. Huracán - Liga Profesional 2022

Emanuel Mammana: Llegó libre del Zenit ruso tras una incursión en el Sochi de ese país (estuvo a préstamo). No había jugado casi en 2021 y volvió para ponerse a punto bajo las órdenes de Gallardo. No era una apuesta, pero tampoco era una seguridad, y eso es su año hasta ahora: incierto. Tuvo un par de buenos partidos como lateral por la derecha, y como central no tiene muchas chances.

Leandro González Pirez: Quizás uno de los mayores errores de Gallardo este año. El defensor, quien se fue hace años por no dar la talla en River, es un déjà vu: tuvo errores infantiles luego de un comienzo prometedor. Esas fallas costaron partidos claves como el último Superclásico. Su préstamo dura hasta diciembre y costó u$s2 millones (la opción de compra es por un monto muy bajo).

Andrés Herrera: Llegó como una apuesta para reforzar el lateral, donde solo estaba Robert Rojas -hoy lesionado-. Era el plan B, ya que el cuerpo técnico quería a Fabricio Bustos, quien quedaba libre en Independiente. Como no se dio, buscaron al Yacaré, quien se encontraba en San Lorenzo. No logró demostrar sus condiciones y fue dueño de murmullos en el Monumental el último fin de semana. Costó u$s3,2 millones por el 70% de su pase.

Elías Gómez: El lateral izquierdo llegó desde Argentinos Jrs. para reforzar el puesto donde solo estaba Milton Casco. Fue una negociación fugaz, en la que River mejoró un poco los números que ofreció Independiente (ya lo tenía cerrado) y se lo pinchó. Tampoco dio la talla, con un par de partidos destacados y el resto con niveles bastante malos. Salió u$s1,5 millones, también por el 70%.

Tomás Pochettino: Llegó a préstamo por un año a cambio de u$s800.000. Tenía una opción de compra en junio (no se hizo uso), y tiene otra en diciembre. No parece ser que vaya a seguir en el Millonario, ya que nunca logró mostrar un nivel que justifique una inversión de u$s3 millones por él. Esas características que mostraba en Talleres hoy no las demuestra en el césped del Monumental y, seguramente, en diciembre se marche.

INVIERNO 2022

Lucas Beltrán: Siempre fue jugador de River, pero estaba a préstamo en Colón hasta diciembre. Tenía una cláusula de repesca a mitad de año, la cual generó una novela: la fecha era el 30 de junio, lo que llevaba a que River no pudiera anotarlo en la Libertadores si el Sabalero lo hacía. Finalmente se resolvió en conjunto con el pase de Aliendro.

Rodrigo Aliendro: Llegó libre, también desde Santa Fe junto a Lucas Beltrán. En seguida comenzó a jugar, apenas con dos entrenamientos a las espaldas. Tuvo destellos y actitud que parecieran que llevarán a que se asiente rápido en el equipo. La resolución de su llegada fue igual a la del delantero: River resarció a Colón con un millón de dólares (comprando una parte del pase de Alex Vigo, a préstamo en Independiente).

Miguel Borja: Una novela que se estiró innecesariamente. El colombiano llegó el lunes, último día del mercado de pases y seguramente debute el próximo fin de semana. River adquirió el 100% de su pase, pagando u$s7 millones, que se reparten en u$s3,5 millones para Junior de Colombia (dueño del 50% y de los derechos federativos) y u$s3 millones para Palmeiras (dueño del otro 50%).

Colombia's Miguel Angel Borja celebrates after scoring a penalty against Peru during their Conmebol Copa America 2021 football tournament group phase match at the Olympic Stadium in Goiania, Brazil, on June 20, 2021. (Photo by NELSON ALMEIDA / AFP) (Photo by NELSON ALMEIDA/AFP via Getty Images)

Pablo Solari: El habilidoso wing llegará en los próximos días a Argentina. Su negociación fue fugaz: River ofreció a Colo Colo un monto superior al que pretendían para acelerar las cosas. Terminará saliendo u$s5 millones por un 60% de su pase.

Un total de u$s25 millones en compras para River. Habrá que esperar para ver si finalmente logran adaptarse y demostrar por qué los buscaron para jugar con la camiseta más pesada de América.

También, River ingresó muchos dólares por ventas: con las salidas de cinco futbolistas, el Millonario obtuvo casi u$s44 millones limpios por esta via. Julián Álvarez (u$s20,5M), Enzo Fernández (u$s16,8M), Jorge Carrascal (u$s3,9M), Federico Girotti (u$s2M) y Carlos Auzqui (u$s750.000) son los jugadores que salieron del club y dejaron dinero este año.