El Millonario no logró dar la talla este año y sus refuerzos no estuvieron a la altura, por lo que sigue rearmándose para terminar el 2022 de la mejor manera y llegar a 2023 con una buena base. Ahora, va por un defensor.

River no tiene un año soñado. Con un primer semestre irregular (donde quedó afuera de la Copa de la Liga en cuartos contra Tigre), su máximo objetivo este segundo era la Copa Libertadores. Sin embargo, hizo una serie de octavos de final realmente mala y quedó eliminado frente a Vélez Sarsfield. Para esos partidos, apenas había cerrado un regreso (el de Beltrán) y un jugador libre (Aliendro).

Por esta razón, el propio Jorge Brito se hizo cargo de haber especulado en el mercado de pases y pidió disculpas por ello. En ese sentido, ahora la dirigencia intenta redimirse y busca cerrar la mayor cantidad de refuerzos de jerarquía que puedan para seguir compitiendo lo que queda de este año y tener un mejor 2023.

Sin embargo, el libro de pases cerró el último lunes. El Millonario anotó a los dos mencionados (Beltrán y Aliendro), a Miguel Borja que llegó ese mismo día, y a Pablo Solari, quien vendrá a Argentina desde Colo Colo antes del próximo lunes (el plazo que tienen para cerrarlo antes de ocupar un cupo de más). Este último fue una negociación relámpago, donde River ofreció más de 4 millones de dólares por el 60% de su pase, un monto irresistible para los chilenos.

El Más Grande tiene hasta principios de agosto para anotar un jugador más por la venta de Enzo Fernández al Benfica de Portugal. Es que, al ser una salida al exterior, el reglamento de la Liga permite una extensión de plazos para buscar reemplazantes. No obstante, desde Núñez quieren cuidar ese cupo por las dudas.

¿De Barcelona a River?

Es por esto que, ahora, apareció un ofrecimiento de un jugador libre. Se trata del defensor Santiago Ramos Mingo, quien tuvo pasado en Boca y viene de quedar en libertad del Barcelona B. El central mide 1,86m, es zurdo y tiene 20 años. También jugó en las selecciones juveniles de Argentina. Es del gusto del cuerpo técnico, por lo que seguramente la negociación avance.

El punto de que esté libre es clave, ya que no ocupa el espacio que dejó Enzo Fernández y tampoco necesita estar anotado. La Liga Profesional anunció que los jugadores libres pueden ser inscriptos en cualquier momento del año, de aquí hasta diciembre. No habrá plazos, en pos de resguardar la carrera de los futbolistas y no dejarlos sin equipo.

Habrá que esperar para ver si solo queda en un ofrecimiento o realmente se avanza por él.