El delantero uruguayo, amigo y excompañero de Luis Suárez, fue consultado sobre la posibilidad de que el Pistolero llegue a River.

Luego de varios días en los que mucho se ha hablado sobre la llegada de Luis Suárez a River, cada vez hay más dudas que certezas. Si bien se considera que el goleador seguirá en Europa a raíz de sus dichos de hace algunos días, la falta de nuevas declaraciones de las partes solo dejan más y más preguntas.

De hecho, hasta Nicolás de la Cruz (compañero de Luis en la Selección de Uruguay) habló al respecto y dejó entrever que, a pesar de que no le respondió que sí, no le cerró las puertas a una llegada a River. De esta forma, cada día parece ser más latente la posibilidad de que realmente pueda recalar en el club, más aún considerando que el Millonario sigue sin mover fichas por otro delantero (puesto a reforzar con urgencia ante la iniminente salida de Julián Álvarez).

El goleador uruguayo ya había elogiado a Marcelo Gallardo hace un tiempo, cuando le ofrecieron ser entrenador de la selección del país vecino: “Ya lo dice todo, lo que ha hecho a nivel internacional. Tiene un prestigio que ha tenido como jugador y como entrenador lo ha demostrado más en estos últimos años en River. Ganó casi todo. Sería un privilegio”.


Esta vez, tras muchas consultas del periodismo a gente cercana a Suárez, fue Sebastián Abreu quien se pronunció respecto al futuro de Lucho tras anunciar su salida del Atlético de Madrid. “Tenemos buena relación con Luis y es por eso que tengo prohibido hablar de él. Estoy amenazado, ja” dijo el exjugador que tuvo un pase por River en 2009.


De esta forma, sigue sin haber mucha claridad acerca de este tema. Suárez le respondió a Francescoli que daría su respuesta “en unos días”, por lo que pareciera ser que alguna puerta abierta hay. No obstante, Abreu agregó lo que él haría en esta situación: “Tiene que jugar en la liga en donde tenga más jugadores en competencia respecto a lo que va a tener que enfrentar en el Mundial, y eso es Europa. Eso haría yo“.


Una novela que recién comienza…