El delantero colombiano ya había sido consultado sobre River y parecía haberle cerrado las puertas desde un principio. Ahora, tras comenzar negociaciones formales, ¿qué dijo?

Las anteriores declaraciones

Hace menos de diez días, Miguel Borja fue consultado en entrevista con WIN Sports sobre la posibilidad de arribar a River en este mercado de pases. En ese momento, el delantero fue tajante con su respuesta: “quiero seguir acá”. “Cuando a uno le va bien, siempre aparecen opciones, ese tema lo maneja mi agente. Ahora pienso en mi equipo, en lo que se viene, en los cuadrangulares, en clasificar a la Sudamericana porque es el sueño de todos, de todos los hinchas también y vine por tres años”, ampliaba el jugador.

Luego de esa entrevista, Junior de Barranquilla comenzó una declive futbolística: perdió 4-0 como local con Unión y quedó eliminado de la Copa Sudamericana, además, comenzó mal el cuadrangular del torneo doméstico y está último en su zona. ¿Puede esto haber influido en lo que piensa el delantero?

¿Y ahora qué dice Borja?

Bor-jamás cierres las puertas: el jugador volvió a ser consultado en conferencia de prensa por esta situación y su discurso cambió de enfoque. Luego de haber sido tajante la vez anterior, ahora mantuvo la calma y prefirió esquivar la pregunta, según indica George Michael.

En relación al interés fue cauto: “hoy no voy a hablar de los rumores a River Plate por respeto a Junior y a la hinchada, ahora solo pienso en Junior”, expresó Miguel tras la pregunta de un periodista. A pesar de no dar ninguna precisión, el panorama se modificó luego de la reunión de la dirigencia del Millonario con el agente del colombiano, en París, antes de la final de la Champions League.

¿Qué hace falta para cerrar el pase?

Con la dirigencia de Junior no habría ningún inconveniente, los números no son demasiado elevados y están dispuestos a dejarlo ir. Exigen un monto superior a la inversión que realizaron a principios de año de U$S3,5 millones. Por U$S4,5 o 5 millones lo soltarían sin más preámbulo.

Ahora, el verdadero problema es convencer al jugador de que se rebaje el extrafalario salario que cobra en Colombia: el mismo que le pagaban en Brasil hasta el año pasado. River no puede hacerse cargo de ese gasto con un jugador recién llegado y deberá considerar un recorte si realmente le interesa el proyecto institucional y deportivo de Núñez. Gallardo, lo espera…