Luego de haberse entrenado sin molestias físicas, el Pibe será parte del equipo que viajará a La Boca.

Tras el triunfo por 2-0 contra Barracas Central, el mundo River terminó más preocupado que alegre por la victoria. Es que el encuentro finalizó con dos tocados de peso: Emanuel Mammana (una contractura) y Pablo Solari (leve desgarro). El defensor ya fue dado de alta y será titular el domingo contra Boca (al igual que Franco Armani), pero las miradas estuvieron puestas sobre el Pibe.

En el día de hoy, Solari entrenó con normalidad aunque diferenciado: no fue exigido, pero tampoco sufrió molestias. Aunque no llegará al domingo al 100% físicamente, sí es alentador que no esté sintiendo ningún dolor en la zona. Recordemos: una lesión de este estilo suele llevar de 7 a 10 días de reposo para sanar.

Sin embargo, a pesar de no llegar en plenitud, Marcelo Gallardo considerará convocarlo a la lista de concentrados para disputar el Superclásico. Es que el puntano es una pieza fundamental en el equipo, ya que se terminó convirtiendo en el más desequilibrante y hasta es el goleador del plantel. Sin dudas, es difícil pensar a este River sin él.

Por ello, hay una enorme probabilidad de que sea parte de los que viajen a La Boca para jugar en la Bombonera. Seguramente no será titular, sino que arrancará desde el banco, pero si es necesario podrían arriesgarlo para los últimos minutos del partido. El equipo podría necesitarlo y él no quiere perderse el que será, quizás, el encuentro más importante y emotivo de su carrera.