Luego de pasar una fecha complicada tras afrontar ocho bajas de jugadores habituales, River recupera a tres hombres para el partido contra Atlético Tucumán.

El Millonario pasó un encuentro complicado ante Defensa y Justicia, en el empate 0-0 del último fin de semana. La razón es que, entre lesionados y convocados, tuvo ocho jugadores no disponibles para jugar, además de otros dos de lesiones de larga data (Robert Rojas y Peña Biafore, a quienes se le puede sumar el no debutado Londoño Bedoya).

Si bien no todos regresan de sus selecciones, sí lo hacen los convocados a la escuadra de Argentina: Julián Álvarez y Franco Armani ya están entrenando con River y serán parte de los 11 titulares del sábado. En tanto, Nicolás de la Cruz (Uruguay), David Martínez (Paraguay) y Paulo Díaz (Chile) siguen en sus combinados nacionales, esperando por los próximos encuentros que deberán afrontar (en el caso del primero, será el sábado; los otros dos, disputarán un partido mañana).

Además de los seleccionados, también hay un regreso top de un lesionado. Juan Fernando Quintero vuelve después de un tiempo con una lesión muscular que lo marginó del cierre de semestre del Millo. Un hombre fundamental para este equipo, que entrando desde el banco de suplentes ha sabido capitalizar sus minutos con muchos goles y asistencias desde su retorno.


No obstante, hay algunos jugadores que deben seguir esperando para volver debido a sus lesiones. Unos son los ya mencionados Robert Rojas (el peor caso, aún le quedan unos cuatro meses debido a su fractura de tibia y peroné), Flabián Londoño Bedoya (en julio estará recuperado de la fractura de clavícula que sufrió) y Felipe Peña Biafore (quien ya está recuperado de su rotura de ligamentos cruzados, pero deberá realizar una pretemporada para retomar ritmo tras tantos meses sin actividad, por lo que volvería en julio).


Además de ellos, hay otros averiados que próximamente estarán a disposición. Este es el caso de Milton Casco, quien la última semana antes del inicio de la Liga sufrió un desgarro muscular en su gemelo derecho, por lo que deberá aguardar unos 15 días más para volver a entrenar normalmente. En tanto, Matías Suárez tuvo un inconveniente esta semana, cuando le encontraron líquido en su rodilla derecha y debieron drenárselo, por lo que estará a disposición la próxima semana.


Poco a poco, van volviendo las bajas y River se rearma para el semestre.