El Millonario se llevará una buena suma por una transferencia en Italia. El hijo del Cholo se muda de ciudad y festejan en River.

Dólares y Argentina son dos conceptos estrechamente relacionados. Sobre todo, por la enorme necesidad del país, sus habitantes, y los clubes incluidos, de ingresar moneda extranjera a sus arcas. Bueno, aunque en este caso serán euros. Con el contexto económico severamente deteriorado que atraviesa la sociedad, el Más Grande está teniendo un año excepcional en esta materia.

Es que, luego de firmar varios acuerdos publicitarios, cerrar ventas multimillonarias al exterior, aumentar en más de 100.000 la masa de socios, abrochar recitales en el estadio, entre otros ingresos, River logró una liquidez enorme que no se suele ver en esta región. De hecho, el Millo generó liquidez por más de 200 millones de dólares para los próximos años.

Es una cifra inimaginable para cualquier otro club del fútbol argentino. Con una moneda devaluada e ingresos paupérrimos en materia televisiva y publicitaria, los equipos suelen depender en su mayoría de los abonos de los socios (aunque, claro, siempre existen los clubes que viven de los recursos que la AFA reparte a dedo). Pero River ha logrado ir más allá: no solo no depende en absoluto de los ingresos de televisación -suponen un 4% de sus ingresos anuales-, sino que hasta está dejando de depender de los abonados.

Giovanni Simeone Hellas Verona

Si bien representan un porcentaje muy alto (más del 50%), poco a poco disminuye esa cifra. Los acuerdos publicitarios que firmó el club han hecho que los ingresos por publicidad se eleven y poder aumentar los activos de la institución gracias a ello. No por nada se comenzó un proyecto de renovación del estadio Monumental que supone una inversión de más de u$s40 millones, íntegramente financiado por River.

Estas inversiones aumentan mucho el patrimonio de la institución y elevan la marca River al mundo. De igual manera, sus inferiores dejan la camiseta en todo el planeta, ahora con Gio Simeone a la cabeza. Es que, si bien la publicidad y los abonados son la mayor parte de los ingresos, las ventas también son importantes porque permiten ir renovando los activos que, en este caso, son los jugadores.

Sin embargo, ahora no es una venta de lo que se trata. River obtiene un monto de dólares pero por el mecanismo de solidaridad de la FIFA. Es que el hijo del Cholo estuvo un gran tiempo en las inferiores del club y, por reglamento, le corresponde a los clubes involucrados ceder un porcentaje de la transferencia a las arcas millonarias.

En concreto, River debe recibir un 3,5% de la operación. ¿Y de cuánto hablamos? El pase se realizará, primero, como un préstamo: el Hellas Verona cederá al jugador un año al Napoli, hasta junio de 2023, por €3 millones. Luego, los azules estarán obligados a ejecutar la opción de compra por otros €12 millones, firmando el Cholito hasta junio de 2027.

Giovanni Simeone Hellas Verona

De esta forma, River recibirá una suma ahora y el resto dentro de un año, cuando se ejecute esa cláusula. En total, el Millonario embolsará una cifra cercana a los €550.000 por este mecanismo, un monto más que envidiable por una operación ajena al club. Sonríen en la tesorería.